Evento benefico para recoger fondos para los daños provocados por el tornado.